9 maneras de lidiar con la ansiedad social

Contenidos

¿Sabía que la ansiedad social es el tercer problema de salud mental más común?. En otras palabras, no es algo que sólo sufran unas pocas personas. Si sientes que no encajas y tienes miedo de salir por ello, probablemente estés en el camino correcto. La ansiedad social es el miedo a ser juzgado, ridiculizado o despreciado por los demás en situaciones sociales. Es posible que sientas ansiedad al conocer gente nueva, al hablar en conversaciones de grupo e incluso al ir a cócteles o eventos de networking. Aunque te guste quedarte en casa los viernes por la noche y ver tus series favoritas, después de un tiempo puedes sentirte solo. Tener ansiedad social no significa que no puedas hacer amigos o tener una vida satisfactoria; sólo significa que hay algunas cosas que debes trabajar antes de que tus miedos te impidan vivir tu vida. Aquí tienes 9 formas de afrontar la ansiedad social y ser tú mismo:

1-Habla con un consejero o terapeuta.

Si tienes ansiedad social, puede ser una buena idea hablar con un consejero o terapeuta. Pueden ayudarte a descubrir la causa de tu ansiedad y enseñarte diferentes estrategias para afrontarla. Si no tienes seguro o no puedes permitirte ir, hay muchos recursos gratuitos en Internet que puedes utilizar siempre que necesites hablar.

2-Haz ejercicio con regularidad.

Hacer ejercicio regularmente puede ayudarte a reducir el estrés, mejorar tu estado de ánimo y hacerte sentir mejor en general. Si vas a un gimnasio, también puedes conocer gente nueva y hacer amigos allí. Si te sientes nervioso por ir al gimnasio o hacer una actividad nueva, recuerda que todo el mundo se siente igual. Si haces un ejercicio que realmente te gusta, como la natación o la escalada, también puedes hacer amigos mientras lo haces.

3-No bebas alcohol para afrontar la situación.

Aunque pueda parecer una buena idea beber alcohol para afrontar la situación, en realidad puede empeorar tu ansiedad. El alcohol también puede adormecer tus sentidos, por lo que no podrás disfrutar tanto de tu tiempo. En su lugar, puedes utilizar otras estrategias para hacer frente a tu ansiedad. Si respiras profundamente unas cuantas veces, puedes ralentizar los latidos del corazón y calmarte. Si haces algo que te hace feliz, como escuchar tu canción favorita o leer tu libro preferido, también puedes hacer que te sientas mejor.

4-Aumenta tu confianza.

La confianza es la clave para afrontar la ansiedad social. Si sientes que no encajas, intenta vestirte como corresponde. Ponte ropa que te quede bien, que te haga sentir cómodo y que represente tu personalidad. No intentes ser algo que no eres; sé tú mismo y encuentra gente que te acepte por lo que eres. Si te sientes bien contigo mismo, es más probable que gustes a los demás.

5-Encuentra actividades que te gusten.

En lugar de centrarte en buscar amigos, intenta centrarte en encontrar actividades que te gusten. Si te gusta leer, intenta unirte a un club de lectura. Si te gusta escribir, quizá puedas encontrar un grupo de escritura creativa en tu escuela. Si te gusta hacer fotos o dibujar, apúntate a una clase de fotografía o arte. También puedes intentar ser voluntario en un lugar que te interese. Hacer actividades que te gustan te ayudará a conocer a gente que comparte tus intereses y te hará sentir feliz.

6-Únete a grupos que te interesen.

Si te interesa un determinado tema, intenta encontrar un grupo relacionado con él. Te sorprenderá saber cuántos grupos hay en tu zona. Unirte a grupos relacionados con tus intereses te ayudará a hacer amigos que también comparten tus intereses.

7-Haz nuevos amigos y habla con gente con la que te sientas cómodo.

Si has tratado de encontrar actividades que te gusten pero aún no has encontrado a nadie con quien conectes, intenta relacionarte con personas que ya forman parte de tu vida. Habla con personas con las que te sientas cómodo, como tus profesores o tus padres. Si trabajas en una oficina, intenta hablar con tus compañeros de trabajo y ver si tienes algo en común con ellos. Si vas a la escuela, habla con tus compañeros de clase y comprueba qué cosas tenéis en común.

8-Reconoce lo que desencadena tu ansiedad y evita esas situaciones en la medida de lo posible.

Si sabes qué situaciones desencadenan tu ansiedad, evítalas en la medida de lo posible. Por ejemplo, si te pone nervioso hablar con tus compañeros, evita acercarte a ellos y presentarte. En su lugar, céntrate en dar lo mejor de ti en clase e intenta establecer una conexión con ellos más adelante. Si estás nervioso por asistir a una fiesta o conocer gente nueva, intenta llegar un poco tarde para no tener que entrar cuando todo el mundo te está prestando atención. También puedes intentar llegar temprano, para poder mezclarte un poco antes de que empiece la fiesta.

9-Cuídate comiendo bien y durmiendo lo suficiente.

Cuando te cuides, te sentirás más seguro y relajado. Intenta comer bien y evitar los alimentos que te hagan sentir hinchado o incómodo. Intenta dormir lo suficiente para poder despertarte relajado y sintiéndote renovado. Si te sientes relajado y seguro de ti mismo, te resultará más fácil enfrentarte a la ansiedad.

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad